23 de septiembre de 2009

De Osho

"El zen es un tipo de desaprendizaje. Nos enseña cómo deshechar lo que se ha aprendido, (...) a existir de nuevo sin mente, a cómo estar aquí sin ninguna mente".


Me hace pensar en lo mucho que necesitamos desaprender, casi tanto como aprender.

Volviendo a ser niños llegamos a la plenitud.

9 comentarios:

Osho Maestro dijo...

Hola, Isabel:

Muchas gracias por tu blog.

Te envío un afectuoso abrazo,

Gonzalo
http://osho-maestro.blogspot.com/

thot dijo...

La mente del niño es cristalina y poco a poco se va llenando de cosas inútiles.
Besos.

€_r_i_K dijo...

Es cierto, hemos aprendido tantas vanidades....


Abrazos....

Antònia dijo...

Los niños ven con los ojos de la Verdad... Quizás con lo que hemos aprendido no podríamos soportarlo y por eso tenemos que desaprender. Pero ¿cómo?
Besos!!

arobos dijo...

Desaprender es aprender.

Isabel dijo...

Gracias a ti, Gonzalo, por visitar este espacio.

Thot, inútiles es la palabra, con lo hermosa que es la mente virgen del niño...

Erik, y otras cosas que no nos sirven más que para llenarnos de miedos y de dudas, y no nos dejan ser.

Antònia, desaprender es todo un reto, porque hay que superar muchos tabúes y superar muchos tipos de educación errónea. Y cuanto mayores nos hacemos, más miedos tenemos de apartarnos de lo conocido. Supongo que es voluntad.

Arobos, es aprender de nuevo, en efecto.
Besos.

Tawaki dijo...

A mí, eso de volver a ser niños nunca me convenció mucho, porque volveremos a cometer los mismos errores.

horabaixa dijo...

Hola Isabel,

Afortunad@ quién es capaz de darse cuenta de que hay cosas que deben aprenderse de otra forma.

Hay que saber crecer. Sin dejar de mirar.

Un abrazo

isobel dijo...

vamos a ver Isabelilla, tu que sabes... ¿seré zen-osha?, besos preciosa