4 de noviembre de 2009

Raíces

En Tai chi nos enseñan la importancia de tener los pies enraizados en el suelo.
Que la energía proviene de la tierra y a ella vuelve.

Si los pies están, milímetro a milímetro, en comunión con la tierra, no habrá fuerza que nos derrote ni viento que nos haga caer.
Siempre busca las raíces. Siempre siente la tierra bajo los pies.


7 comentarios:

isobel dijo...

nada, jajaja había escrito nasa, si cuando digo yo que ando por las nubes..., veo que disfrutamos ehhhhhh, besos

Antònia dijo...

Yo no he hecho Tai Chi, es una de mis asignaturas pendientes, pero seguro que algun día me doy un empujoncito y me pongo a ello.
Aún así, siempre me ha gustado sentir el suelo bajo mis pies, la seguridad que me proporciona, el cobijo y la plataforma para tomar impulso.
Esas son mis raices.
Besos!!

arobos dijo...

Es agradable sentir la tierra o la yerba bajo los pies, parece que te trasnmite energías. Un saludo.

AnyGlo dijo...

Me encanta andar descalza sobre la hierba...

Sentir...Sentir...Sentir...

Me acomodo entre quienes te siguen en tu Territorio Zen... Sin duda, un lugar muy especial. Gracias por compartirlo!!

RMC dijo...

Hola Isabel, cierto el Tai-Chi
nos relaja, reimos, vemos las cosas desde otro angulo,
buen texto el tuyo,

Feliz semana
un beso
RMC

thot dijo...

Tendré que probarlo.
Desde luego que ir descalzos contactando con la tierra nos transmite "algo", porque esa ha sido la forma natural de estar por miles de años.
Un abrazo.

Tawaki dijo...

No en vano, la palabra raíces tiene varias acepciones.