8 de agosto de 2009

Puertas

Entre tú y yo hay una puerta.
¿Te cuesta pensar en la puerta?
¿Hacia dónde abre o si se cierra?
No te preocupes.
Lo cierto es que siempre está abierta,
porque no existen puertas
PARA TI.

5 comentarios:

CANTO EN FLOR dijo...

Gracias...

Y de este lado, tampoco las hay, mi corazón contigo amiga,

He enlazado también por aquí,

Besos!

€_r_i_K dijo...

Vaya, que bonito Isa, yo había oído eso de que la de la felicidad se abre hacia fuera, y hay que retirarse un poco para poder entrar...

Pero si no he de preocuparme, lo prefiero....


Besos Enormes...

Frabisa dijo...

Me encanta ese "no existen puertas para ti", uyyyy qué bonito de poder ser cierto, pero no concuerdo.

Siempre han de existir puertas, aunque sean de fina tela, aunque el viento las abra y cierre sin control, pero cada persona ha de tener su pequeño espacio y no compartirlo.

un beso

Isabel dijo...

Gracias, Alejandra, por compartir también estos pequeños instantes de vida.

Pues no, Erik, aquí no existen las preocupaciones, ni el tiempo, ni el espacio. Sólo existes tú.

Isa, es cierto que sería mejor poner puertas, pero al fin y al cabo, por mucho que las pongamos, lo cierto es que no son tales.
Besos.

thot dijo...

Es precioso !!! Cuando he terminado de leerlo he soltado : "xxxxx, qué bonito"
(xxxxx es un taco)

(hoy no estoy muy inspirado para buenos comentarios:)

Un beso!!!!